Actualidad

Regreso a clases: la lucha continúa

A través de estrategias como el arte y el humor, estas estudiantes de arquitectura levantan la voz contra la violencia de género
“Actualizado el 6 de septiembre de 2022 • Lectura estimada 1.5 min”

En los últimos meses, en la Facultad de Arquitectura de la UNAM han surgido varias colectivas que demandan espacios libres de violencia. Esta agenda fue publicada en la cuenta de @morras.cetto.

Me parece un ejercicio agudo que comunica la situación que experimentan las estudiantes de esta facultad y de otros centros educativos. Morras que luchan: sepan que están cambiando al mundo.

A continuación, imágenes de la agenda creada por @ersdian @cataalima y @betty_ln.

Las autoras explican “Esto es un ejercicio de protesta, no estamos conformes con las respuestas dadas hasta ahora (por parte de las autoridades de la Facultad de Arquitectura). Este formato visibiliza cómo sería un nuevo ciclo escolar si continuamos igual».

"La agenda contiene violencias que nos han sucedido dentro y fuera de la Facultad de Arquitectura durante años (...)  También contiene un calendario de actividades. En forma de sátira están las propuestas por la administración. También hay otras fechas dolorosas que ejemplifican las violencias que vivimos día a día".

Otras publicaciones

Mujeres artistas y dónde encontrarlas

Conoce el curso de Las genias del Arte y ve el mundo a través de los ojos de las grandes mujeres que han destacado en el arte.

Crear y criar durante una pandemia

Julia Edith López es una artista visual autodidacta que vive en Sonora, México. En esta entrevista, ella cuenta qué ha significado ser artista y madre durante el confinamiento.

Morras Cetto es una colectiva que se formó en 2021. Ellas nos cuentan:

“Nos organizamos a raíz del paro por violencia de género y por la necesidad de tener un espacio virtual seguro para las morras de nuestro taller y de la Facultad. Es un lugar donde compartimos nuestros sentires, platicamos, y nos desahogamos. A partir de esta red que hemos generado entre nosotras y más morras que se han unido, nos dimos cuenta que es más bonito aprender juntas.

El paro de la Facultad de Arquitectura surge por la violencia machista y de género que vivimos muchas y muches estudiantes en la escuela (presencial y virtual). Por medio de este nos dimos cuenta de toda la violencia que normalizamos en nuestras aulas, y de lo mal que la estaban pasando las chicas denunciantes. No están solas y a partir de hoy, ya nunca más lo estarán”.

Colectivas como Morras Cetto demuestran la convicción y fuerza de una nueva generación de mujeres y personas no binarias que no están dispuestas a vivir en la inercia violenta.

Desde Ellas Artes les enviamos toda nuestra admiración.

¡Lleguemos más lejos!